ME DOY PERMISO PARA…

Sanisimo…Darse permiso.
Me doy permiso y tu???

biblioterapeuta

Muchas de las enfermedades y angustias que sufrimos en la vida cotidiana tienen una causa realmente simple: estamos sobrecargados.

No nos educaron para saborear la vida y disfrutarla, sino para llevar un pesado fardo psicológico de supuestas obligaciones: «deberías…», «tendrías…», «hay que…», «has de…» Eso nos dijeron y muchas más órdenes. Son demasiadas exigencias que hemos convertido en autoexigencias.

Empieza a permitirte echar lastre por la borda, andar ligero. La vida es breve -¡Y tan breve!- pero es un camino realmente bello.

Ver la entrada original 626 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s